El gran Guderian

Generaloberst Guderian auf dem Gefechtsstand eines Panzerregiments.
St‰ndig steht der General in der vordersten Front. Hier besucht er den Gefechtsstand eines Panzerregiments, um sich von dem planm‰ssigen Verlauf des Vormarsches zu ¸berzeugen.
PK-Huschke-Scherl.
20.8.41 [herausgabedatum]  "Fr" OKW

El día de hoy dos cosas importantes acontecieron, una es el comienzo de un proyecto (clases de inglés en línea) y la otra fue el terminar otro libro de la investigación para el libro que ahora escribo; se trata de la obra Achtung Panzer-El desarrollo de los blindados, su táctica y sus posibilidades operativas, por Hainz Guderian.

Este libro describe con lujo de detalle el modo operativo en combate de las divisiones blindadas dentro del campo de batalla y cómo hacer un empleo correcto de los tanques para obtener un resultado decisivo en una campaña militar.

Heinz Guderian fue uno de los más hábiles generales del Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial y autor de las victorias alemanas más aplastantes durante este conflicto, como fue en la campaña polaca; la invasión de Francia; y la invasión a la Unión Soviética, además de haber sido el autor absoluto del Blitz Krieg o “guerra relámpago”, un sistema de batalla diseñado para anular al enemigo de una manera absoluta y veloz, a modo de reducir a una guerra a una campaña corta y mortal, de la cual el enemigo nunca pueda volver a levantarse.

Este principio requiere de ciertas acciones que hay que implementar para que el funcionamiento de la misma dé cómo resultado la victoria absoluta en cualquier campo de batalla, contra cualquier enemigo.

9788492567355El principio principal de esta teoría de maniobras militares es la perfecta comunicación entre la artillería, infantería, división blindada (tanques) y fuerza aérea (especialmente con el sector de aviones caza), a modo de concentrar fuego en dos puntos específicos del frente, conocidos como “Schwerpunkt” o “Punta de lanza”, mismo que habrá de crear dos orificios en la línea enemiga por donde los tanques han de penetrar y encontrarse en la retaguardia enemiga al cerrar un semicírculo, que impuesto en contra del lado contrario del frente, es decir, con divisiones del ejército alemán, el enemigo queda completamente rodeado por todos los frentes cortando sus vías de comunicación y subministro, por lo que se ven forzados a rendirse o a ser completamente destruidos, incluyendo el comandante del ejército rodeado.

La razón por la cual este esquema de batalla era tan efectivo en los primeros años de la guerra, los aliados cometían el gran error de que cada rama del ejército peleara de una forma cuasi-separada, además de distribuir sus tanques a lo largo de todo el frente, consecuentemente nunca presentando poder abrumador en ningún punto del perímetro, debido a que los aliados utilizaban a sus tanques como soporte de ataque de infantería y no como una fuerza en sí.

La manera en la que funcionaba este esquema a nivel operativo es el siguiente:

 

  1. Se envía un batallón de reconocimiento cerca del frente enemigo, cuya misión es reportar al Centro de Mando las fuerzas y capacidades que presenta el enemigo.
  2. Se analiza cuáles son los puntos más débiles del perímetro enemigo, donde se envían varios regimientos blindados, artilleros y escuadras aéreas de aviones Meserchmits y Stukas, quienes han de destruir nidos de ametralladoras, posiciones de artillería enemiga y tanques del mismo, mientras los tanques alemanes atacan sin piedad a las mismas posiciones con su infantería como reserva.
  3. Se cierra el cerco y el enemigo queda atrapado para después ser destruido o tomar miles de prisioneros de guerra a quienes se les ha de extraer información, así como utilizar a los generales como rehenes.

 

He aquí las teorías del gran Guderian.